2 Comments

  1. Flora
    02/03/2018 @ 08:34

    Me identifico totalmente con lo que dices. En mi caso también esa sensibilidad me llevó a la fotografía. O quizás ya éramos fotógrafas (de corazón) y esa sensibilidad iba de serie. En cualquier caso, qué bien sentir esas cosas y además poder grabarlas de por vida para, como dices, volver a ellas cuando haya algo que de aprender o que recordar. Por cierto, preciosos contraluces.

    Reply

    • Sara Mirada de Madrina
      02/03/2018 @ 12:23

      Verdad? Nada como conservarlas y echar la vista atrás. Me pregunto si alguna vez dejará de importar… no me imagino un mundo sin poder volver a los recuerdos. Un abrazo fuerte y gracias por tus palabras Flora.

      Reply

Leave a Reply